Reseña del Camino Real en la carrera de Buenos Aires
al Potosí, en el tramo comprendido entre la ciudad de Córdoba
y el actual límite con la provincia de Santiago del Estero.


En los inicios de la colonización española, el peninsular utilizó, para abrir paso a su empresa de dominación, la red de comunicaciones empleada anteriormente por el imperio incaico. Posteriormente, a mediados del siglo XVIII se estableció oficialmente el servicio de “correos fijos”. Hasta ese momento, las correspondencias, los viajes y transporte de mercancías normalmente se realizaban mediante expediciones militares, o se confiaban a la bondad de algún viajero. El tiempo que se empleaba para cubrir el camino desde Buenos Aires a Lima era de cincuenta días. En una jornada se hacían aproximadamente ocho leguas; en tanto que el traslado de animales tardaba entre cuatro y ocho meses, según el clima y los accidentes a vencer. Los medios de transporte habituales eran el caballo, la mula y la carreta. Esta última comenzó a utilizarse hacia fines del Siglo XVI. Ramón J. Cárcano, define a esta como se la consideraba en la época: “era sombra, abrigo y defensa, cámara de reposo, vagón de carga, arsenal de guera y fortificación”.

Creación de los caminos reales y correos.

Entre 1747 y 1748 la corona española estableció los “correos fijos” en la región - el que se encontraba monopolizado en manos de la familia Galíndez de Carvajal – teniendo como función transportar la correspondencia entre Buenos Aires, Santiago de Chile, Lima y Potosí. La iniciativa correspondió a Domingo Basavilbaso. En 1762 se dictó la “Ordenanza que deben observar los funcionarios de correos, caminos y postas”. Esta estableció oficialmente la localización y condiciones de las “postas” y los “caminos” que las comunicaban. Nacieron así los “caminos reales” que se conservan con algunas variantes de localización hasta nuestros días. Pero el monopolio del correo siguió en manos privadas, hasta que por reales cédulas dictadas el 13 y 16 de octubre de 1768, el mismo pasó a ser gestionado por la Corona española. Las cédulas se pusieron en práctica en 1769, cuando el gobernador de Buenos Aires, Francisco de Paula Bucarelli y Úrsula, nombró a Domingo de Basavilbaso “Administrador del Correo Marítimo y Ramo de Comercio”. Al crearse el Virreinato del Río de la Plata se mejoró ostensiblemente la infraestructura de los caminos, garantizando y proporcionando comodidades a los viajeros. En 1794 se dictó una nueva cédula real que perfeccionó la anterior de 1762, y organizó el correo en el Río de la Plata, otorgando las características que el correo mantuvo, aún, después del período colonial. En ellas se establecieron las funciones de cada funcionario en la estructura burocrática de la administración de correo, y las condiciones que debían cumplir las postas y estafetas postales. Además se establecieron las condiciones y obligaciones en la construcción y mantenimiento de los caminos, y las obligaciones de los viajeros.

Las postas en los caminos reales.

La cédula de 1794 estableció que cada posta debía estar regenteada por un “maestro de posta” y este debía ser auxiliado por dos “postillones”, los que debían reunir ciertos requisitos. La posta, era una construcción acondicionada rústicamente en la mayoría de los casos, con el necesario confort para el viajero. Allí el maestro de posta debía poseer la correspondiente remuda de caballos, con la obligación de asistir a los visitantes en las mejores condiciones posibles. Valga el relato de época de Concolocorvo: “Las postas se dicen así, no solamente porque son mansiones, sino porque hay caballos de remuda para hacer los viajes con celeridad. Esta policia es muy util al Estado para comunicar y recibir con presteza las noticias importantes, de que se pueden servir tambien los particulares para sus negocios, precediendo las licencias necesarias prevenidas en cédulas reales, y ordenanza de correos para la precaución de que no caminen por la posta delincuentes, sino personas libres de tod a sospecha.”

Línea cronológica de los principales hechos históricos.

1492: Los europeos llegan a América, iniciando la colonización de las tierras descubiertas. Las órdenes religiosas comienzan a instalarse y a conformarse la estructura política colonial. Al momento del arribo al “Nuevo Mundo” ya existen importantes centros de civilizaciones nativas.

1589: La Compañía de Jesús inicia su actividad misional en Córdoba

1592: El rey de España, Carlos I, crea el Virreinato del Peú por Real Cédula.

1616: El Presbítero Ignacio Duarte y Quirós dona las tierras de Caroyapa o Caroya para la mantención del “Real Colegio Convictorio” de los Jesuitas.

1747 - 1748: La Corona española establece los “correos fijos” en la región.

1762: Se dicta una Ordenanza Real que establece oficialmente la localización y condiciones de las postas y caminos como así también las funciones de los administradores de correos. Dicha administración se encuentra monopolizada en manos privadas.

1767: Son expulsados los Jesuitas de toda América. Se crean las Juntas de Temporalidades para administrar y liquidar sus bienes.

1768: El correo pasa a ser gestionado por la Corona española. Las Cédulas Reales se ponen en práctica en 1769. El gobernador de Buenos Aires, Francisco de Paula Bucarelli y Úrsula, nombra a Domingo de Basavilbaso “Administrador del Correo Marítimo y Ramo de Comercio”.

1776: Se crea el Virreinato del Río de la Plata por Real Cédula.

1794: Se dicta una nueva Cédula Real que perfecciona la anterior de 1762 y organiza el correo en el Río de la Plata.

1803: Por Real Cédula se funda la Villa de Tulumba a solicitud del Marqués de Sobre Monte.

1806-1807: Invasiones Inglesas al Virreinato del Río de la Plata. Santiago de Liniers es el héroe de la Reconquista. Sus acciones lo consagrarán como Virrey del Río de la Plata.

1809: Creación de la Posta de Macha. Gaspar del Corro se desempeñó como su maestro de posta por varios años.

1810: Revolución de Mayo. El Gobierno Patrio desconoce a la Corona española. Comienzan las guerras civiles por la emancipación. En la Posta Las Piedritas es apresado el ex virrey Santiago de Liniers. Fue interceptado en su marcha hacia el Alto Perú con el fin de organizar la contrarrevolución.

1814: Hacia fines de este año el general Carlos María de Alvear regresa desde la Posta de Santa Cruz a Buenos Aires al enterarse que es rechazado por toda la tropa y oficialidad del Ejército del Norte para hacerse del mando del mismo.

1814-1816: Se establece en la Estancia Jesuítica de Caroya la primera fábrica de armas blancas que abastece a los ejércitos patriotas que luchan en el Alto Perú. Se forja aquí la espada obsequiada por el gobierno de Córdoba a José Gervasio Artigas.

1815: Primer gobierno federal de la provincia de Córdoba. La misma se suma a la Liga de los Pueblos Libres lideradas por José Gervasio de Artigas flameando el pabellón tricolor (rojo, blanco y azul) durante ese período.

1816: El 9 de julio se declara la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

1820: Levantamiento de Arequito. Cae el gobierno central y comienza la etapa de las autonomías provinciales. Juan Bautista Bustos es elegido como el primer gobernador constitucional de Córdoba. Juan Bautista Bustos, gobernador de Córdoba, establece que el límite entre las pedanías del Chañar y la de Rumipuca es la posta Pozo del Tigre.

1821: El caudillo entrerriano Francisco “Pancho” Ramírez es abatido en San Francisco Viejo. En las cercanías se erige un importante monumento en su memoria.

1830: Para este tiempo ya se encuentra en funcionamiento la Posta de Los Talas.

1835: El 14 de febrero, Juan Facundo Quiroga pernocta en la Posta de Intihuasi. Al dìa siguiente es emboscado y asesinado en Barranca Yaco. En este paraje se ha situado una plaza y busto en su honor. Sus restos mortales son velados en la Posta de Sinsacate.

1855: Se establece el nombre de Villa de San Francisco del Chañar para dicha localidad, hasta entonces conocida como “Chañar” o “Cachi”.

1857: Se instala la primara línea férrea: el Ferrocarril Oeste. La presencia de las diferentes líneas de ferrocarril dará inicio a la decadencia del sistema de postas, hasta quedar en desuso.

1864: Es fundada la localidad de San Pedro Norte.

1870: Se completa la instalación de Villa General Mitre, nombre que en 1974 será remplazado por el de Villa del Totoral.

1871: Con la instalación en ese año del Ferrocarril Central Norte, Belisario González, propietario de la estancia Los Talas, decide donar los terrenos para la fundación de la estación. En el sitio se propuso fundar “Villa Alvear” donde, en la actualidad, se levanta la localidad de Sarmiento

1876: El presidente Nicolás Avellaneda subdivide la Estancia Jesuítica de Caroya para fundar una colonia de italianos de la región del Friuli. Este asentamiento da origen a la actual ciudad de Colonia Caroya

1880: Se consolida el Estado Nacional.







Textos: Alicia Gribaudo – Inés Abdala - Jorge Allievi (Área de Estancias Jesuíticas, Camino Real y Sitios Históricos de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Córdoba).

Fuentes Sugeridas
Calvimonte L. Y Moyano Aliaga, A.: El antiguo Camino Real en el Norte de Córdoba. Ediciones del Copista, Córdoba, 1996. Paz, José María: Memorias Póstuma, Imprenta La Discusión, La Plata, 1892.
Sierra, Vicente D.: Historia de la Argentina. Editorial Científica Argentina, Bs. As., 1967.
Rosa, José María: Historia Argentina: Unitarios y Federales (1826-1841). Ed. Oriente, Bs. As., 1972.
Montes, Aníbal: Nomenclador Cordobensis de Toponimia autóctona. Conquista y colonización del NO de Córdoba. Concolocorvo: El lazarillo de ciegos caminantes.
Cárcano, Ramón J.: Historia de los medios de comunicación y transporte en la República Argentina
De Castro Estévez, Ramón: Historia de Correos y Telégrafos de la República Argentina.
Martínez Paz, Enrique: La Formación de la Provincia de Córdoba, 1810-1862; Instituto Americanista, Ed. UNC; 1941.
Archivo Histórico de la Provincia de Córdoba.
Home | Reseña histórica | Recorrido del Camino Real | Descargar Interactivo Camino Real