01 Estancia Jesuítica de Caroya


En 1616 los Jesuitas fundaron en esas tierras la primera de sus estancias. En 1661 fue adquirido por Duarte Quirós, fundador del colegio Monserrat, quien la destinó como lugar de veraneo de sus alumnos. En tiempos de la Guerra de la Independencia, entre 1841 y 1816, se instaló y funcionó allí la Primera Fábrica de Armas Blancas. Años después, la estancia pasó a manos de la Nación y el presidente Nicolás Avellaneda concedió su uso a un grupo de inmigrantes italianos de la región del Friuli para que organizaran en sus inmediaciones el nuevo poblado. El 15 de Marzo de 1878 quedó instituido como fecha de fundación de Colonia Caroya

Reseña histórica

Luego de la fundación de la Ciudad de Córdoba, en 1573, Jerónimo Luis de Cabrera otorgó mercedes reales a los integrantes de la campaña fundacional. Por disposición del Teniente Gobernador Lorenzo Suárez de Figueroa, Bartolomé Jaimes hacia 1574, recibió las tierras de Caroyapa, nombre indígena, o Caroya, como se las conoce en la actualidad. Estas tierras fueron adquiridas en 1616 por la Compañía de Jesús que comenzó a erigir la Estancia. Posteriormente, la hacienda fue transferida al Presbítero Ignacio Duarte y Quirós fundador del Real Colegio Convictorio de Nuestra Señora de Monserrat. Desde 1687 las instalaciones de la hacienda fueron utilizadas por los estudiantes del Colegio como lugar de vacaciones. Muchos de estos alumnos resultaron ser ilustres personajes de nuestra historia nacional, como Nicolás Avellaneda, Joaquín V. González, entre otros. Luego de la Revolución de Mayo de 1810, y a razón de las guerras civiles, el gobierno revolucionario se encontró con la necesidad de producir armas. El encargado de dicho emprendimiento fue Manuel Rivera quien eligió a la Estancia de Caroya para fundar la primera fábrica de armas blancas del país; en ella, se forjaron sables y espadas, entre los que se destaca la espada que Córdoba obsequió a José Gervasio Artigas. Otra etapa importante, es la que se desarrolló a fines del siglo XIX. El presidente Nicolás Avellaneda, ante la masiva llegada de los inmigrantes dispuso, en 1876, subdividir la estancia para fundar una colonia de italianos de la región del Friuli. Estos inmigrantes, a su llegada, fueron instalados en la Estancia. Fue ese asentamiento el que dio origen a la localidad de Colonia Caroya.

Bibliografía
CALVIMONTE L. y MOYANO ALIAGA, A.: “El antiguo Camino Real en el Norte de Córdoba”. Ediciones del Copista, 1996.


Relatos de viajeros

Con respecto a la Estancia de Caroya, Concolocorvo en 1773 cuenta que partiendo desde Córdoba recorre el camino “(...) hasta que se encuentra la estancia nombrada de Caroya, perteneciente al Colegio de Monserrat de Córdoba, y entre ésta y Sinsacate está la Hacienda del Rey, nombrada Jesús María, que administra don Juan Jacinto de Figueroa, dueño de aquélla, quien se hizo cargo de dar caballos a los correos del rey y de particulares.” Von Tschudi, en 1858, cuenta que luego de pasar por la Posta del Salitre se dirige a Caroya: “A dos leguas y media de este lugar se llega a Caroya, una estancia hermosa con una iglesia; media legua más adelante está Jesús María, antes un establecimiento importante de los jesuitas, actualmente muy deteriorado (...)”.

Bibliografía
TSCHUDI, J. J. von: “Viaje por las cordilleras de los Andes de Sudamérica, de Córdoba a Cobija, en el año 1858”. Academia Nacional de Ciencias. Córdoba, 1967. Tomo XLV. pp. 323-337 y 341-342 en SEGRETTI, Carlos: “Córdoba, ciudad y provincia (siglos XVI y XIX) según relatos de viajeros y otros testimonios. Junta Provincial de Historia. Córdoba, 1973.


Atractivos cercanos a la Estancia Jesuítica Caroya.

Museo de la Friulanidad Casa Copetti: Fue una de las primeras viviendas de Colonia Caroya (1896), con características propias de la arquitectura popular italiana. Actualmente restaurada y declarada Monumento Histórico.
Dirección: Calle 60 N° 590 (alt. Avda. San Martín al 5200) T.E: 03525-465555.

Avenida San Martín y Monumento al Inmigrante: Antiguamente conocida como la "Calle Ancha", esta avenida de 15 km. arbolados de plátanos, hoy Monumento Histórico, es el ámbito de reunión por excelencia ya que en ella se celebran las principales fiestas populares. Al final de la misma se encuentra el Monumento al Inmigrante (1978), que representa un matrimonio señalando la tierra prometida, a la cual arribaron después de un largo viaje.

Plaza Nicolás Avellaneda: la construcción de este espacio verde en 1941, marcó el inicio de un proceso de transformación de la imagen urbana de Colonia Caroya. Hoy es un importante punto de encuentro, alrededor del cual se desarrolla la actividad central de la ciudad. Dirección: Avda. San Martín 3800.

Caminos del Vino de Córdoba: Colonia Caroya integra este circuito turístico ya que esta localidad se destaca por su tradicional producción vitivinícola, donde se producen vinos de uvas tintas y blancas, de excelente calidad, que han sido distinguidos con premios internacionales. Actualmente en Colonia Caroya se pueden visitar 3 bodegas y 4 productores artesanales, los cuales forman parte de un circuito más extenso que abarca los valles de Calamuchita, Traslasierras y Norte.

Bodegas
Bodega La Caroyense: Colonia Caroya. Avenida San Martín 2281. Tel: (03525) 466270/370. www.lacaroyense-sa.com.ar.
Bodega Nanini: Colonia Caroya. Santos Nóbile esquina Calle 40. Tel: (03525) 466202/03.
Bodega Riviesse: Colonia Caroya. Maximiliano D’Olivo esquina Calle 96. Tel: (03525) 463501 y 466142.

Productores
Productor Miguel Ángel Patat “Vinos Aurelio”: Colonia Caroya. Calle 68 esquina Calle 40. Tel: (03525) 469024.
Productor Carlos Alberto Turco - “Establecimiento El Bosque”: Colonia Caroya. Calle 60 Nº 250. Tel: (0351) 4220693.
Productor Benito y Esteban Papalini “Vinos Vittorio Papalini”: Colonia Caroya. Calle 144, entre calles 18 y 22. Tel: (03525) 465215. www.vittoriopapalini.com.ar
Productor Danilo Teofilo Fantini “Vinos Riulat”: Colonia Caroya. Calle 136, entre calles 56 y 60. Tel: (03525) 468633.


Volver

Subir


Home | Reseña histórica | Recorrido del Camino Real | Descargar Interactivo Camino Real