16 Posta Pozo del Tigre


Reseña histórica

Es la última posta, comenzando la marcha desde la ciudad, del camino al Alto Perú dentro de la provincia de Córdoba. Se originó en la antigua y extensa merced de Ambargasta. A fines del siglo XVII perteneció al General Gil de Oscaris Beaumont y Navarra. Los límites de la merced fueron imprecisos pero de gran extensión. Cuando falleció el sargento mayor Oscaris Beaumont y Navarra los descendientes heredaron éstas tierras que, posteriormente, dieron origen a numerosos parajes. Luego, de esta primera división del terreno ocurrieron otras subdivisiones que derivaron en la fundación de nuevos parajes: “Pozo del Tigre”, “La Batea”, “Las Cortaderas”. Hacia el año 1769 el Presbítero José Antonio de Castro transfirió a Pedro José Juárez unas tierras llamadas “Pozo del Tigre”, heredadas de su padre. Cuando se estableció el sistema de Correos y Postas, la estancia de Pozo del Tigre desempeñó tal función y su maestro, por muchos años, fue Pedro José Juárez. Cuando éste falleció, el cargo pasó a manos de su hijo Malaquías Juárez y, posteriormente, lo sucedieron miembros de su familia. Con el tiempo, la Estancia sufrió sucesiones y ventas pasando a manos de otros propietarios. Uno de los últimos fue Guillermo Monguillot, que la heredó de Carmen Espinoza, viuda de Francisco Olmos. A fines de 1890, la Estancia fue adquirida por Pablo Argañaraz que, luego, la vendió a Vicente Maldonado quien adquirió una superficie de 2.700 hectáreas.En esta posta y sus cercanías ocurrieron hechos que se transformaron en acciones claves para nuestra historia nacional: es en este lugar donde el coronel Antonio González Balcarce le informó al coronel Antonio Ortiz de Ocampo la detención del ex virrey Santiago de Liniers, del obispo Antonio de Orellana y del resto de la comitiva que, luego, fueron fusilados en Cruz Alta. Actualmente se conserva buena parte de su arquitectura y un dintel de madera con la fecha gravada: “Año de 1771”.

Bibliografía
CALVIMONTE L. y MOYANO ALIAGA, A.: “El antiguo Camino Real en el Norte de Córdoba”. Ediciones del Copista, 1996.


Relatos de viajeros

El Capitán Andrews, en 1825, recorre nuestro territorio y comenta que: “Nos bajamos justo al ponerse el sol en un lugar llamado Pozo del Tigre”.“Era solamente en parajes tan remotos como éste y el anterior que se formaría juicio de la población miserablemente esparcida de estas provincias. Disminuye a medida que se avanza al interior y se hace mucho más sorprendente cuando el total de seres vistos en el día lo componen la familia del maestro de posta y sus dependientes”.Por su parte, el viajero Edmundo Temple, quien recorrió nuestro territorio hacia 1826, comenta: “El insoportable calor nos obligó a pasar tres o cuatro horas en la posta Pozo del Tigre. Las montañas vecinas están cubiertas de espesos montes y bosques, siendo morada de tigres, de cuyas depredaciones, entre los rebaños son numerosas. He escuchado comentar muchos relatos con algunos casos de ataques contra personas. Esa tarde hicimos seis leguas más, hasta la posta “El Portezuelo”. Y en 1859, Burmeister (1859) asegura que luego de pasar por el Chañar llega a la posta de Pozo del Tigre. De la misma dice: “Partimos de Chañar (...) habíamos llegado a la primera estación, a 4 leguas, llamada Pozo del Tigre. Continuaba a nuestro derredor el mismo monte bajo con grupos de palmeras; sólo 2 leguas más adelante, la comarca cambia de carácter. (..., apreció una Syngenesia verde clara, de hojitas cuneiformes, bipartidas (jarilla) (...); desde entonces la he visto a menudo hasta Santiago (...)”.

Bibliografía
ANDREWS, José: “Viajes de Buenos Aires a Potosí y Arica en los años 1825 y 1826”. Buenos Aires, 1920. pp. 31-60 en SEGRETTI, Carlos: “Córdoba, ciudad y provincia (siglos XVI y XIX) según relatos de viajeros y otros testimonios”. Junta Provincial de Historia. Córdoba, 1973.TEMPLE, Edmundo: “Córdoba, Tucumán, Salta y Jujuy en 1826”. Buenos Aires, 1920. pp. 11-27 y 222-229 en SEGRETTI, Carlos: “Córdoba, ciudad y provincia (siglos XVI y XIX) según relatos de viajeros y otros testimonios”. Junta Provincial de Historia. Córdoba, 1973. BURMEISTER, Hermann: “Viajes por los estados del Plata”. Buenos Aires, 1944. Tomo II. pp. 56-108 en SEGRETTI, Carlos: “Córdoba, ciudad y provincia (siglos XVI y XIX) según relatos de viajeros y otros testimonios”. Junta Provincial de Historia. Córdoba, 1973.

Propuesta general de restauración y recuperación

El objetivo principal de la propuesta de restauración y recuperación de la posta Pozo del Tigre consistió en rescatar la vieja posta y su entorno, creando accesos y estacionamientos adecuados, considerando el respeto al entorno y al paisaje y la valorización de todos los elementos arqueológicos e históricos del lugar. La intervención de la posta estuvo ligada a su perímetro, a su entorno, a sus accesos y, fundamentalmente, a la integridad del lugar.

Descripción general de tareas: recuperación, liberación y reconstrucción

La primera tarea realizada fue el relevamiento del sitio, en el que se pudieron establecer los espacios a tratar.Como se ha mencionado, una de las habitaciones de la posta estaba oculta en una parte de la escuela. Es por ello, que se decidió tomar como elemento central al conjunto de las tres habitaciones originales de la posta para revalorizar ese espacio. Ante ello fue necesario liberar la esquina del galpón en ruinas y un tramo de la galería que ocultaba la primera habitación del conjunto arquitectónico. De ese modo se puso en evidencia la totalidad de la posta, reconstruyendo los techos a dos agua de teja y su correspondiente corredor (galería). Además, se restauró el resto de la posta acorde a técnicas apropiadas y especificas, teniendo en cuenta el sistema constructivo original y valorando dicho sistema con iguales materiales (ladrillones de adobe, cañizos, cabriadas, entre otros materiales). Se agregaron aquellos que fueron necesarios para mantener el resguardo y la consolidación del edificio. Por otra parte, se realizó la consolidación y la estabilización estructural de los muros de adobe, restituyendo los faltantes -donde fuere necesario- con materiales de iguales características. En los muros de piedra se respetó el modelo existente. En el interior de la posta se rescató visualmente el adobe y el sustrato de revoque y pintura. Además, se reconstruyó la cumbrera original y el cañizo. Sobre el mismo se colocó una capa de mortero y se impermeabilizó para colocar tejas en la reconstrucción. También, se reconstruyó una galería corrida en la fachada, con características constructivas similares a las que se usaban antiguamente. De los largos años de existencia de éste antiguo edificio quedaron vestigios de la existencia de pisos alisados cementicios y baldosas calcáreas y restos de baldosas criollas en las habitaciones. Éstos fueron recreados. Por otro lado, el exterior del edificio fue rodeado de una vereda perimetral para favorecer el escurrimiento de agua y limpieza del muro. Asimismo, las aberturas se reconstruyeron tanto en puertas y ventanas siguiendo un modelo acorde al estilo de la época.

Texto
Arquitecto Osvaldo Rinaldi Programa de Revalorización Histórico Cultural y de Promoción Turística del Antiguo Camino Real.

Atractivos cercanos a la Posta Pozo del Tigre

En San Francisco del Chañar (a 9 Km.):

Iglesia "Catedral del Norte": En 1887 se adquiere el terreno y se designa como director de la obra el canónigo Argañaráz. El 24 de julio de 1894 se celebra la primera misa en el nuevo templo, aún sin terminar, ese mismo día se trasladan las imágenes. En el año 1900 se concluyen sus trabajos. La altura de sus torres es de 23 metros con 40 metros de ancho, revocada con "buena" cal y polvo de ladrillos, y su puerta principal de 4 metros de alto. En su interior, en la base de unas de sus columnas, está una gran placa de mármol, en memoria a su Director e iniciador Don Apolinario Argañaráz. Designada como "Parroquia San Francisco Solano", es un templo cultural de antigua construcción, hoy denominada "Catedral del Norte cordobés", que año tras año concentra miles de fieles y luce con esplendor para albergar la fe y la plegaria.

Sanatorio "José J. Puente" EL LEPROSARIO: La lepra, desde los tiempos más remotos, era una de las enfermedades más temidas. En el año 1926 se promulgó la ley de "Profilaxis y tratamiento de la lepra" con estrictas condiciones y un régimen prácticamente carcelario,tratamiento de la lepra" con estrictas condiciones y un régimen prácticamente carcelario, que luego se prolonga en el tiempo. Con tal motivo se resuelve la creación de Sanatorios-Colonia. En la elección de Córdoba fueron numerosas las dificultades por su ubicación, la ignorancia despertaba ideas de terror y espanto, del "mal de Hansen". Luego de deambular por distintos puntos de la provincia, se lo ubica a 8 kilómetros de San Francisco del Chañar, denominado por entonces comúnmente como "Leprosario de Chañar" y luego "Sanatorio J.J. Puente", inaugurado el 12 de marzo de 1939. Hoy cuenta con 167 camas, un sector para enfermos ambulatorios de Hansen y un sector que le confiere su actual nombre de "Hospital Geriátrico J. J. Puente". Un prestigioso Sanatorio-Colonia en el que pasaron numerosos profesionales distinguidos de salud, como el "Che" Guevara que en el año 1959 trabajó algún tiempo en la parte administrativa.

Balneario Municipal: El balneario municipal, está emplazado a una cuadra de la plaza central, por Av. Presidente Hipólito Irigoyen. Se encuentra rodeado por una frondosa y añeja arboleda, donde se destacan ejemplares de aguaribay de gran porte. El conjunto constituye un parque de indudable belleza, donde se puede disfrutar a pleno, de inolvidables jornadas en contacto con la naturaleza. Se inauguró en el 2008, cuyo proyecto contempla futuras mejoras en su infraestructura. En la actualidad funciona en época de verano una escuela de deportes en natación y una cancha de Paddle. 

En Villa de María del Río Seco (a 42 Km. pasando por San Francisco de Chañar):

La Casa de Piedra" Aproximadamente a 6 km por camino que parte desde Villa de María. Zona de yacimientos arqueológicos. También se puede practicar natación y acampar. 

Paraje "La Estancia": Distante 15 km. por camino de tierra, se puede acampar, y visitar la capilla que data del año 1889. 

Museo Histórico Casa de Leopoldo Lugones (Museo Lugoniano, biblioteca Pública y taller de tejidos autóctonos). Es una antigua construcción de un solo piso con anchas paredes de adobe cocido y techos de azotea. Las piezas están dispuestas formando cuadro alrededor de un espacioso patio de tierra, rodeando a su vez una tapia de adobes, y en el lugar se conservan un aljibe y un hermoso algarrobo. En ella nació Leopoldo Lugones el 13 de junio de 1874. Dirección: Calle Cautivita Nº 459

Museo Arqueológico Municipal "Enrique Ulla": Fundado en 1983, construida y montada totalmente por el municipio, es un centro cultural donde se realizan importantes muestras pictográficas, conferencias y reuniones. Se conserva la colección de relevamiento de las pictografías de Cerro Colorado realizadas por el Ing. Absjorn Ludovico Pedersen, quien dedicara gran parte de su vida al estudio de la zona norte de la provincia. Dirección: Av. que costea la Ruta Nacional Nº 9


Volver

Subir


Home | Reseña histórica | Recorrido del Camino Real | Descargar Interactivo Camino Real